Delgadillo defiende que es posible el periodismo de investigación en Colima

Por: Elena González Antequera

arn
FOTO: Canal de AF Medios en youtube

El periodista de AF Medios expuso casos propios y ajenos de este tipo de periodismo, en el que ve como un factor ineludible la condición de ejercer un servicio público ante toda presión exterior.

El financiamiento, las fuentes informativas, los posibles riesgos, y el tiempo necesario son varios de los factores claves para el periodismo de investigación, según resaltó Arnoldo Delgadillo en una charla ofrecida en la Facultad de Letras y Comunicación. El joven periodista relató sus experiencias en AF Medios en esta interesante plática, en la que ahondó en cómo se ejerce este género en el estado. Su ponencia llevó por título “Periodismo de investigación en Colima, ¿es posible?”.

El informador, egresado de la Universidad de Colima, recordó que el periodismo de investigación se define por “revelar cuestiones encubiertas de manera deliberada por alguien en una posición de poder”.

En este aspecto, puso de relieve las tres características principales del periodismo de investigación: se trata de asuntos de relevancia pública, que alguien quiere ocultar, y es el propio informador quien trabaja los datos que va consiguiendo. Arnoldo, ante la pregunta formulada de si es posible un periodismo investigativo de estas condiciones en Colima, sacó a relucir dos ejemplos de referencia, como son los de los veteranos Pedro Zamora y Juan Carlos Flores. Ambos destaparon importantes casos de corrupción relacionados con el estado colimense y son considerados por el conferenciante como los mejores periodistas de investigación del estado.

En relación a su corta pero intensa trayectoria laboral en AF Medios, Delgadillo subrayó reportajes suyos como el que realizó sobre las redes de prostitución en Colima, titulado “Internet proxeneta”, en el que aporta datos sobre el reclutamiento de víctimas a través de la red. En este contexto también denunció públicamente que en Colima no exista ninguna policía cibernética.

El periodista no ocultó su orgullo al mencionar otra de las investigaciones que llevó a cabo, en este caso sobre la violencia obstétrica. Sacó a la luz los altos índices de prácticas de cesáreas en Colima sin que hubiera una necesidad real de éstas y la ausencia de reglamentación específica. Al mismo tiempo, puso en evidencia la violencia física y psicológica sufrida por algunas víctimas.

De esta manera, Arnoldo argumentó que, como en los reportajes mencionados, “el periodismo tiene que tener una utilidad social”, y debe provocar reacciones para hacer frente a los problemas que se evidencian. El periodista citó a Tomás Eloy Martínez, afirmando que “la narración y la investigación forman un sólo haz, una alianza de acero”.

Además, enumeró los 12 puntos que Martínez evaluó como primordiales a la hora de realizar una investigación:

1.- El buen nombre del periodista.

2.- Defender el tiempo.

3.- Defender el espacio.

4.- Una foto que sólo ilustra no sirve.

5.- Trabajar en equipo.

6.- No escribir si no se está seguro.

7.- Verificar datos.

8.- No servir como vehículo de intereses públicos ni privados.

9.- No dejarse atrapar por las agendas de otros.

10.- Usar un lenguaje claro, conciso y transparente.

11.- Hacer una buena narración.

12.- Ejercer un periodismo de servicio.

En cuanto a las vicisitudes que conlleva una investigación, el joven aseguró que es completamente válido abandonar ésta si no hay tema. Destacó en este sentido también que en Colima hay poco tiempo (y dinero) para realizar investigaciones, ya que la mayoría de los profesionales de los medios tienen que cumplir con sus compromisos periodísticos diarios.

Por otra parte, insistió que en una investigación siempre se deben citar las fuentes o, en su caso, los informes oficiales, a los que nos remitimos. Ello aporta mayor credibilidad al periodista.

En cuanto a la elección de un tema de investigación, Arnoldo aconsejó a los estudiantes leer los grandes medios, tanto nacionales como internacionales, y comparar los asuntos que abordan con Colima. Y, sobre todo, hablar con la gente. Cualquier persona puede servir de inspiración.

Para terminar, destacó que si bien la universidad aporta las bases teóricas y éticas para el periodista, “el Periodismo se aprende en la calle”.

Para leer algunos de los trabajos de Arnoldo Delgadillo, haga clic en este enlace.

                  prost
Violencia obstétrica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s